La termografía es una técnica de ensayo no destructivo que se emplea para comprobar la temperatura de un objeto a estudiar. La termografía permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético, utilizando cámaras térmicas o de termovisión. Las principales aplicaciones son:

Defectos de aislamiento y fugas de aire

La termografía en una herramienta excepcional para localizar defectos en la construcción, como falta de aislamiento, delaminación de cubiertas y problemas de condensación, infiltraciones y fugas de aire.

 

Las fugas de aire conllevan un mayor consumo de energía y, normalmente, provocan problemas con el sistema de ventilación. Las fugas de aire también pueden provocar condensación en la estructura, lo que a su vez puede perjudicar el clima en el interior.

 

Detección de humedad

Los daños por humedad constituyen la forma más común de deterioro de un edificio. Las fugas de aire pueden provocar condensación que se forma dentro de paredes, tejados o techos. El aislamiento húmedo tarda mucho tiempo en secarse y se convierte en la principal ubicación para el desarrollo de mohos y hongos.

 

Puentes térmicos

Otras aplicaciones incluyen la localización de puentes térmicos, que identifican puntos en los edificios donde se esté desperdiciando energía. Un puente térmico es una zona en la que el envolvente del edificio tiene una resistencia térmica menor. Está provocado por limitaciones en la construcción. El calor seguirá la ruta más fácil desde el espacio calentado al exterior: la ruta con la menor resistencia.

 

Líneas de abastecimiento y calefacción central

En los climas fríos, el pavimento y las zonas de aparcamiento suelen calentarse. Los sistemas de calefacción central distribuyen calor, a veces vapor, que se genera en una ubicación centralizada en hogares y comercios. Una inspección termográfica puede detectar fácilmente cualquier defecto en tuberías y conductos de cualquier sistema de calefacción subterráneo. Una cámara termográfica puede ayudar a identificar la ubicación exacta del problema para poder minimizar las reparaciones.

Localizar filtraciones de agua en tejados planos

La termografía también se utiliza para detectar filtraciones de agua en tejados planos. Dado que el agua conserva el calor más que otros materiales, se puede detectar su presencia con una cámara termográfica a última hora de la tarde y por la noche cuando el tejado ya se ha enfriado.

 

Localización de fugas en la calefacción de suelo radiante

La termografía es una herramienta fácil de utilizar para localizar fugas en tuberías y conductos, incluso cuando las tuberías de agua están en el suelo o debajo de yeso. El calor de las tuberías se irradia a través de la superficie y el patrón se puede detectar fácilmente con una cámara termográfica. También es aplicable en el control de calidad de la instalación realizada.

 

Rehabilitación de edificios

La termografía proporciona información valiosa durante la rehabilitación de edificios y monumentos. Las estructuras de la construcción ocultas por yeso pueden verse claramente en una termografía. En este caso se decide si vale la pena sacar a la luz esas estructuras. También se puede ubicar el desprendimiento del yeso de las paredes en una etapa muy temprana para que se puedan llevar a cabo medidas de conservación

Tuberías

Le termografía es la herramienta perfecta para detectar tuberías bloqueadas o rotas, falta de aislamiento y demás problemas relacionados. Incluso si las tuberías se encuentran bajo el suelo o dentro de una pared, se puede determinar la ubicación exacta del problema haciendo pasar agua caliente por ellas. El calor irradia y la zona problemática se verá claramente en una termografía.

 

Instalaciones de climatización

Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) necesitan un mantenimiento adecuado. Tienen que suministrar aire con la humedad y temperatura correctas y filtrar cualquier contaminante del interior. La termografía puede ayudar a detectar si los sistemas de climatización funcionan correctamente. Si no lo hacen, pueden perjudicar la calidad del aire interior.

 

Detectar fallos eléctricos mediante termografía

La termografía se puede utilizar para escanear cuadros eléctricos, fusibles, conexiones y mucho más. Ejemplos de fallos en equipamiento de baja tensión que se pueden detectar con termografía:

  • Conexiones de alta resistencia
  • Conexiones corroídas
  • Daños internos en los fusibles
  • Fallos internos en los disyuntores
  • Malas conexiones y daños internos

 

Detectar averías en instalaciones mecánicas 

En muchos sectores, los sistemas mecánicos son la espina dorsal de todas las operaciones.

Ejemplos de averías mecánicas que se pueden detectar con la termografía:

  • Problemas de lubricación
  • Errores de alineación
  • Motores recalentados
  • Rodillos sospechosos
  • Bombas sobrecargadas
  • Ejes de motor recalentados
  • Rodamientos calientes

 

Instalaciones refractarias y petroquímicas

Una gran variedad de industrias emplean hornos y calderas en sus procesos, sin embargo, las tuberías refractarias de los hornos, calderas, estufas, incineradoras, equipos de craqueo y reactores tienden a la degeneración y a la pérdida de rendimiento. Mediante una cámara termográfica, el material refractario dañado y la correspondiente pérdida de calor se pueden localizar con facilidad, puesto que la transmisión de

calor se observará claramente en la termografía.

Detección de nivel de depósitos

Las termografías también se utilizan para detectar niveles en depósitos. Gracias a los efectos de emisividad o a las diferencias de temperatura, son capaces de indicar de forma clara el nivel de líquido

 

Inspección de paneles solares

El uso de cámaras termográficas para la evaluación de paneles solares ofrece varias ventajas. Las anomalías se pueden ver de forma clara en una termografía nítida y, a diferencia de la mayoría de los demás métodos, las cámaras termográficas se pueden utilizar para escanear paneles solares durante el funcionamiento normal. Para terminar, las cámaras también permiten escanear grandes áreas en poco tiempo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *